La Copa Libertadores tendrá final única a partir del 2019. Así lo decidió este viernes el Consejo de la Conmebol en su reunión celebrada en Uruguay, la cual contó con la presencia de todos los presidentes de las Confederaciones asociadas. De esta manera, la edición 2018 del certamen será la última en la que la definición se jugará con partidos de ida y vuelta.

A partir del próximo año, la gran final del torneo de clubes más importante del continente se jugará un día sábado, en horario estelar. El estadio en el que se disputará será elegido con antelación, a partir de un proceso que será definido en los próximos meses.

El objetivo de este cambio es aumentar las ganancias para los equiposparticipantes. En este 2018 el campeón se llevará USD 6.000.000, mientras que el subcampeón recibirá USD 3.000.000. Aunque para el 2019 aún no se definieron los montos de los premios, se estima que los finalistas recibirán USD 2.000.000 adicionales y, además, un 25% de la facturación por la venta de entradas para el partido decisivo. Este último porcentaje reemplaza al dinero que cada equipo percibiría al hacer de local en el formato actual.

“Adicionalmente, a partir de 2019 los clubes finalistas ya no incurrirán en ningún gasto de organización del partido de local, por lo que los montos mencionados son netos”, precisó la Conmebol.

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, celebró esta decisión tomada por unanimidad por el Consejo de la entidad: “Más que un partido, este será un gran evento deportivo, cultural y turístico que traerá grandes beneficios para el fútbol sudamericano, sus clubes y sus aficionados. Esta emocionante contienda ofrecerá un espectáculo deportivo de clase mundial y una mejor experiencia en casa y en el estadio”.

“Esta decisión obedece al objetivo estratégico de potenciar el desarrollo deportivo del fútbol sudamericano mediante mayores recursos, más inversión y mejores estándares en todo nivel. Además de generar más ingresos para reinvertir en desarrollo deportivo, la final única será una gran oportunidad para que Sudamérica dé un gran salto en infraestructura deportiva, organización de eventos, controles de seguridad, comodidad y atención en los estadios, y en la promoción regional y mundial de nuestros torneos, clubes y jugadores”, sostuvo Domínguez.

 

 

Deja un comentario