A través de una conferencia de prensa pactada para las 18 hs. en el club de Mataderos, la CD que encabeza Hugo Bellón expondrá el desastroso estado patrimonial en que dejaron a Nueva Chicago las gestiones encabezadas por Germán Kent y Daniel Ferreiro. Estafas a los socios a través de una financiera y deudas por doquier.

La Comisión Directiva de Nueva Chicago que encabeza el flamante presidente Hugo Bellón brindará una conferencia de prensa este jueves a las 18 hs. en la que dará cuenta del calamitoso estado en que Germán Kent y Daniel Ferreiro dejaron al club de Mataderos, financiera y patrimonialmente.

Para comprender el estado de situación en forma más exhaustiva se realizará una auditoría general del estado contable y patrimonial del club por parte de la Universidad de Buenos Aires. En la misma se buscará, entre otras cosas, indagar el origen de los fondos que reclaman los ex dirigentes como deuda.

Las pésimas campañas futbolísticas cosechadas por la anterior gestión del Torito son la contracara del vaciamiento económico de un Club donde quedaron apenas 100 mil pesos en caja. Además, reclaman la estrafalaria suma de 600 mil dólares que aseguran haber puesto de su bolsillo pero que no están en el club y tampoco desisten oficialmente del reclamo.

Otro punto central que desnudará Bellón es el brutal endeudamiento que heredaron. Nueva Chicago debe 25 millones de pesos a la empresa financiera Pay Per TIC, la cual se encargaba del cobro de la cuota social ya que el club no está bancarizado – justamente, por la gran cantidad de embargos judiciales que recaen sobre el mismo. La firma que recaudaba dinero para el club ahora reclama una deuda millonaria lo que expone que en el medio alguien se quedó con dicho dinero.

Todos estos datos que resulten de la auditoría desencadenarán en una denuncia ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico contra la anterior Comisión Directiva.

El nivel de endeudamiento es tan alto que tiene consecuencias inmediatas en la vida de los socios: al acumular un pasivo de un millón y medio de pesos con Metrogas, difícilmente el club pueda apuntar a abrir la pileta climatizada para la masa societaria durante el invierno.

Por otro lado, se adeudan un millón setecientos mil pesos a la Policía de la Ciudad por operativos de seguridad brindados que nunca se pagaron; esto pone en peligro la apertura misma del estadio los días de partido.

Otro tema que preocupa a la actual Comisión Directiva son los 55 juicios que afronta la institución, de los cuales 40 fueron generados en las gestiones Ferreiro-Kent. En lo deportivo acumularon deudas con los jugadores del plantel profesional y también con los empleados.

Si bien en la Argentina hay pocos antecedentes de dirigentes del fútbol que afrontaron procesos penales por sus gestiones, lo que sucedió en Huracán con las denuncias a Alejandro Nadur o anteriormente en River Plate con la causa que tiene a Daniel Passarella y otros miembros investigados por maniobras compatibles al lavado de activos y la administración fraudulenta se replicarán con los mencionados dirigentes que fueron expulsados del club en forma democrática por sus socios en elecciones.