Y una noche River volvió a ser River. El equipo de Gallardo venció a su eterno rival por 2 a 0, con goles de “Pity” Martinez de penal y Nacho Scocco, y se se quedó con la Supercopa Argentina disputada en el Estadio Islas Malvinas de Mendoza.

El millonario demostró personalidad y contó con las grandes actuaciones de Martinez y de Franco Armani, este último la gran figura estelar de una noche revivió el espíritu copero del conjunto de Nuñez.

Por el lado de Boca, las pobres actuaciones de Cardona y Tevez fueron determinantes para que el puntero de la Superliga no pueda torcer la historia que siempre estuvo favorable a River.

Con este triunfo, el millonario sumó su título número 63 – sumados el amateurismo y el profesionalismo – y quedó a solo 3 estrellas de Boca, quien todavía se mantiene como el conjunto más ganador de la historia de nuestro país.

Deja un comentario