En el Hospital Militar de Còrdoba  falleciò esta mañana el represor Luciano Benjamin Menendez a los 90 años. El exgeneral , fue un represor de escritorio: lejos del gatillo, diseño, ordenó, presenció y controló cientos de operaciones ilegales. Fue, sin duda, el principal ideólogo del terrorismo de Estado . La democracia argentina nunca lo olvidó :fuè condenado a 13 cadenas perpetua por genocidio. Menendez fue designado Gobernador Militar de las Islas Malvinas durante la ocupación del archipielago por parte de la Junta Militar en la guerra con Inglaterra en 1982. Tambièn fue el promotor del conflicto con Chile por el canal de Beagle en 1978 por el cual ambos países casi fueron a una guerra, evitada por la mediación papal. El genocida fue condenado durante el juicio a la Junta Militar en 1984, pero volvió a la calle en 1990, indultado por el expresidente Carlos Menem (1989-1999). La derogación de los indultos y las leyes del perdón en 2005 pusieron otra vez a Menéndez en un calabozo. Las causas por genocidio se reabrieron y el militar fue imputado en 73 causas y condenado 13 veces. En 2016, dijo a los jueces que en Argentina “no hubo represión ilegal alguna”. Y convencido de ello se fue a la tumba.

 

Deja un comentario