El concejal del interbloque Unidad Ciudadana – FPV de San Vicente, Diego “Chapu” Barralle rápidamente salió a contestar, en representación de la oposición, las declaraciones del referente de Cambiemos y presidente del Concejo Deliberante, Roberto Armirotti, que en una reciente entrevista deslizó que “hoy tendría que cerrar el concejo y que los concejales se vayan a su casa”.

Barralle fue contundente al respecto “evidentemente lo que Armirotti expresa más que una opinión, es un deseo del ejecutivo municipal, inaceptable y repudiable desde todo análisis”.

“El concejo Deliberante es la casa de los vecinos y vecinas de nuestro distrito donde sus representantes atienden sus demandas y defienden sus derechos; es también un organismo de control del ejecutivo y ese es el problema para Mauricio Gómez, que no quiere ser controlado ni rendir cuentas a nadie, porque administra el estado municipal como si fuera de su propiedad” disparó Barralle.

Por otra parte, el edil consideró que “los vecinos y vecinas votaron a Cambiemos para que resuelvan los problemas del distrito y atiendan las demandas de nuestro pueblo, y hace 3 años que el intendente Gomez y su equipo son comentaristas de la realidad”.

“Conocemos el estado del hospital de San Vicente y todas las falencias que nuestro distrito arrastra hace años, pero fueron electos para resolver estos problemas y no para que nos los cuenten a diario queriendo excusarse por su falta de capacidad y gestión” sentenció el concejal.

En otro orden de ideas, Barralle se refirió a las elecciones del año que viene “seguimos trabajando junto al espacio del concejal Nicolas Mantegazza para alcanzar la unidad con todos los sectores del campo popular para que los vecinos y vecinas de San Vicente el año que viene tengan un intendente que gestione y se haga cargo de los problemas del distrito, en lugar de relatarlos”, culminó.

Deja un comentario