Desde hace una semana y sin descanso, el diario Infobae, de gran alcance nacional, ha comenzado una inédita e insólita campaña de desprestigio contra el intendente de Rio Grande Gustavo Melella.

Las supuestas denuncias hablan exclusivamente de cuestiones del ámbito privado de las personas y sus preferencias sexuales, que, tratadas de manera rastrera y miserable, exponen a Melella con crónicas difícilmente creíbles.

No hay que ser un gran conocedor de la política para notar de inmediato que se trata de una gran operación político mediática para esmerilar la fuerte imagen positiva que ostenta Melella de cara a las próximas elecciones y que desvelan a la gobernadora Bertone y su entorno político.

Melella ha sido reelecto por amplia mayoría en su ciudad, la más densamente poblada de la isla, lo cual le otorga un escenario más que favorable con miras a su probable candidatura a gobernador.

La gobernadora Bertone viene de una tremenda derrota en su primer test electoral y todo indica que es debido a ello que se ha gestado esta miserable campaña de desprestigio.

Las redes sociales de manera inmediata se han puesto del lado del atacado intendente, lo cual indicaría que semejante campaña, con los millonarios costos que llevarían, han sido en vano. Melella habla solamente a través de su gestión y su posición política inclaudicable del lado de los más necesitados de la isla de Tierra del Fuego.

Gustavo Melella es un radical K, integrante de FORJA y que pese a los ataques sistemáticos sufridos en su administración, tanto por parte de Bertone como de la administración de Macri, ha sabido continuar con una gestión que le ha valido más de un reconocimiento incluidos a nivel internacional.

Entonces cabe preguntarnos ¿de dónde salen esta denuncias disparatadas?, Infobae ha enviado un corresponsal a Rio Grande como para darle mayor “seriedad” a la investigación en cuestión, cuando bastaban comunicaciones telefónicas para tal fin, la grandilocuencia con que ha sido tratado el tema y la insistencia sobre el mismo, dan la casi certeza de que estamos frente a la primera operación de prensa contra quién no ofrece flancos débiles en tanto dirigente político y ejemplar gestionador en su Rio Grande.

De aquí en adelante solo queda esperar ¿cómo y hasta donde están dispuestos a llegar para enlodar la imagen del joven intendente?, que hoy, según indican las encuestas, cuenta con más de un 80 % de imagen positiva.

Un dato para pensar, las organizaciones políticas hermanas de la isla de Tierra del Fuego, salvo contadas excepciones, no se han manifestado frente a este escandaloso episodio mediático, y el dato más curioso lo da que entre ellos se encuentran las grandes organizaciones integrantes de Unidad Ciudadana.

En este contexto, Melella deberá calzarse finalmente los guantes y entender que para jugar en las grandes ligas habrá de embarrarse un poco, dejando de lado sus modos de caballero, por todos conocidas.

Deja un comentario