La democracia en Argentina vive momentos insòlitos en el año previo a las cruciales elecciones generales de 2019. Los candidatos del gobierno,  Macri y Vidal siguen cayendo en las encuestas y con la economìa en caìda libre la unica opciòn que les queda es meter en prisiòn a la expresidenta Cristina Fernandez de Kirchner, quien lidera todas las encuestas tanto para en primera como en segunda vuelta. El gobierno de la alianza cambiemos cuenta con la ayuda de una parte del peronismo, a quiènes le conviene tener fuera de las elecciones a Cristina. Se dà por descontado que el senador por rìo Negro, Miguel Angel Pichetto dè vìa libre para el desafuero de la senadora kirchnerista y asì èl mismo poder suceder a Macri en caso de renuncia por el defalco de la economìa provocada por un fuerte ajuste de corte neoliberal y transferencia de millones a los sectores concentrados de la economìa y una importante fuga de divisas al exterior. Se temen disturbios en las calles del paìs en caso de que vayan a fondo con la prisiòn de Kirchner. Al igual que en Btrasil con Lula, en Argentina la derecha y el PJ duhaldista, buscan proscribirla y sacàrsela de encima para siempre. Los que la odian no toman en cuenta que pueden sufrir un nuevo 17 de octubre en las calles. CFK cuenta con un fuerte apoyo en las clases populares.

Deja un comentario