La justicia dispuso la liberación del exsecretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y el dirigente social Luis D’Elía en la causa por supuesto encubrimiento a los acusados por el atentado a la AMIA. Luego de quedar en libertad, los dirigentes opositores apuntaron contra el Gobierno de Mauricio Macri.

Al salir del penal de Ezeiza, donde recuperó su libertad, Zannini dijo que “estuve preso por voluntad de los que gobiernan y mandan y por temor de algunos jueces” y expresó su preocupación por no estar absuelto en “una causa que han inventado”. Por su parte, D’ Elía afirmó que “estuvimos presos por decisión del Gobierno”. “Fuimos presos políticos de Macri”, agregó.

“Lo más preocupante es que no termina nada, porque no me han absuelto en una causa que han inventado y que tiene como único objetivo perjudicarla a Cristina. Esta libertad deja sin sustento el pedido de desafuero de Cristina Kirchner”, afirmó Zannini.

Así lo afirmó en declaraciones a la prensa al salir de la cárcel de Ezeiza, luego de pasar casi cuatro meses detenido en el marco de la causa que investiga la firma del memorándum de entendimiento entre la Argentina e Irán en el marco de la causa AMIA, a partir de la denuncia que el fiscal Alberto Nisman realizó días antes de morir.

“Estuve preso por voluntad de los que gobiernan y mandan y por temor de algunos jueces”, reprochó el ex candidato a vicepresidente del Frente para la Victoria en las elecciones de 2015, y completó: “Cuando hubo jueces valientes, yo recuperé la libertad”.

El ex secretario Legal y Técnico afirmó que “no puede haber castigos anticipados en la Argentina”, y sostuvo que “tiene que respetarse la presunción de inocencia, que no se violó con un político o un empresario sino con el 60 por ciento de los detenidos”.

Por su parte, acompañado por su familia y militantes, D’ Elía, titular del partido Miles por Tierra, Techo y Trabajo, afirmó que “Macri nos metió presos, tenemos que ser centenares de argentinos marchando en las calles”.

D’Elía apuntó también contra el ministro de Justicia, Germán Garavano en sus primeras declaraciones tras salir del penal de Ezeiza.

“El ministro Garavano es el que tomó todas las decisiones, como anoche, que hasta última hora apretaban a los jueces para que esta decisión (por su excarcelación) no se pudiera dar”, indicó.

“Es hora de madurez y de unidad. Es un tiempo de unidad potente, tenemos que volver en 2019. Hay que desalojar del poder a esta oligarquía mafiosa que está haciendo retroceder al país a épocas de endeudamiento y violación de los derechos humanos”, concluyó.

La decisión del Tribunal Oral Federal N°8 llegó luego de que la fiscal Gabriela Baigún se había pronunciado a favor de la excarcelación de ambos. Se especulaba con que el TOF 8 podía aplazar la decisión para el lunes, pero finalmente se adelantó.

La representante del ministerio público fiscal había argumentado que no existía peligro de fuga ni riesgo de entorpecimiento por lo que Zannini y D´Elía deberían ser excarcelados para poder afrontar el juicio en su contra en libertad.

En el caso de Zannini, Baigún sostuvo que “la calidad de ex secretario de de Legal y Técnica del encausado no resulta, por sí misma, un dato del que pueda extraerse indicio alguno de peligro procesal”, según consta en el dictamen al que accedió Télam.

“El nombrado ya no posee vinculación alguna con la oficina que otrora ocupara, como así tampoco con ninguna otra del Poder Ejecutivo Nacional. Mal puede decirse, entonces, que detenta poder residual de influencia que le permitiría obstaculizar la marcha del proceso”, remarcó.

Baigún destacó además que Zannini siempre “ha estado a Derecho”, que el delito que se le imputa excarcelable, y que “tiene domicilio fijo y se desempeña como Director del banco de Santa Cruz”, lo que da cuenta de su arraigo.

La fiscal sostuvo que, además, no hay motivos para que Zannini y D’ Elía reciban un tratamiento distinto al que reciben el ex presidente Carlos Menem y el ex juez Juan José Galeano, entre otros, quienes están siendo juzgados en otro juicio de encubrimiento del atentado a la AMIA, al que llegaron en libertad.

Tanto D´Elía como Zannini están acusados de haber participado en la “puesta en marcha de un sofisticado plan criminal deliberadamente ideado para encubrir y dotar de impunidad a los ciudadanos iraníes” acusados por el ataque terroristas de 1994.

La investigación se originó en la denuncia que presentó el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidente Cristina de Kirchner, y otros, el 14 de enero de 2015, 4 días antes de aparecer muerto en el baño del departamento que habitaba en el barrio porteño de Puerto Madero.

Por esta causa fueron procesados con prisión preventiva la ex presidenta, el ex canciller Héctor Timerman, Zannini, el dirigente de la comunidad islámica en Argentina Jorge Khalil y los dirigentes políticos D´Elía y Fernando Esteche.

Ademas, fueron procesados sin prisión preventiva el ex secretario general de la presidencia Oscar Parrilli, la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona, el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Justicia Juan Martín Mena, el diputado nacional Andrés Larroque y el ex vicecanciller Eduardo Zuain.

El TOF 8, que encabezará el juicio oral, está integrado por las juezas Gabriela López Iñíguez y Sabrina Namer y por el magistrado Nicolás Toselli quien se excusó de intervenir en este juicio, confirmaron fuentes judiciales.

Deja un comentario