Medios brasileños informaron esta mañana que, de acuerdo a lo revelado por la Policía Federal de ese país, Gustavo Héctor Arribas, director de Agencia Federal de Inteligencia, habría recibido 850.000 dólares por medio de un esquema investigado en la “Operación Descarte”, desdoblamiento del “Lava Jato”.

De acuerdo al texto, uno de los objetivos de Descartes es el Consorcio Soma, proveedor de servicios de limpieza en São Paulo desde 2011.

Según el delegado de la Policía Federal, Victor Hugo Rodrigues Alves Ferreira, el Soma “entraba en contacto con las empresas utilizadas como fachada para emitir notas fiscales simulando la venta de mercancías para el consorcio. Después de la emisión de los recibos, el Soma transfería el dinero a las cuentas de las empresas”.

Ese plata “se transfiere de nuevo a otras empresas fachada para simular el origen y el destino de los valores. Finalmente, los valores son transferidos a cuentas de personas ligadas al esquema o luego remitido al exterior “, afirmó.

“En el curso de las investigaciones, se detectó una única remesa de valores para el exterior por valor de 850 mil dólares. Este dinero salió de Brasil, pasó por una cuenta en Hong Kong y se detuvo en Argentina”, en una cuenta que, de acuerdo a la PF, estaría vinculada a Arribas.

Los responsables de la operación, aseguró Victor Hugo, fueron Alberto Youssef y el empresario Leonardo Meirelles, delatores del Lava Jato.

En marzo de 2017, el Estado brasileño divulgó que Gustavo Arribas había señalado como sospechoso por supuestos vínculos con la Lava Jato.

Ahora, la justicia investiga las transferencias que Arribas habría recibido en 2013 de una empresa trucha usada por el carpintero brasileño Leonardo Meirelles en el esquema de corrupción de Odebrecht.

Deja un comentario